Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

El martes 11 de agosto tuvo lugar el lanzamiento del ciclo de capacitaciones a trabajadores y trabajadoras del Consejo Interuniversitario Nacional desde la RUGE, en cuestiones de género y violencia contra las mujeres según lo establecido en la Ley Micaela.

El martes 11 de agosto a las 16hs se inaugurará el ciclo de capacitaciones para trabajadores, trabajadoras y autoridades del Consejo Interuniversitario Nacional que llevaremos a cabo desde la RUGE, en el marco del convenio entre RUGE-CIN y la Iniciativa Spotlight. El objetivo de las capacitaciones es que los destinatarios y destinatarias comprendan los lineamientos esenciales en materia de género y violencia contra las mujeres, tal como está previsto en la Ley Nacional 27.499, la #LeyMicaela.

LA CUESTIÓN DE GÉNERO Y LA IMPLICACIÓN PROFESIONAL
Consideraciones sobre las experiencias del Comité contra la Violencia de Género de una universidad pública

UNTREF

 

Artículo disponible para su descarga

El presente artículo consiste en un análisis exploratorio de las percepciones, satisfacción conocimientos y actitudes hacia la educación sexual integral que presentan jóvenes aspirantes a los estudios universitarios en Argentina. Se propone aportar, desde una perspectiva cuantitativa, la mirada de los/as estudiantes sobre la educación sexual que han recibido en sus trayectos formativos, especialmente de nivel medio.

Por Carolina Cravero, Hugo H. Rabbia, Agostina Giacobino y Iriana Sartor

 

 

Como es sabido, las desigualdades y asimetrías de poder que se producen en el sistema heteropatriarcal de nuestra sociedad son estructurales y, por lo tanto, se manifi estan tanto en el ámbito privado, como en el público. Así, las instituciones que habitamos cotidianamente, como la Universidad, no permanecen ajenas a esas asimetrías que están en la constitución misma de su entramado
estructural. Las políticas empleadas con perspectiva de género y/o contra la violencia de género específicamente en la Universidad son las que nos convocan actualmente a escribir este artículo. El mismo se enmarca en un contexto más amplio de producción de mi tesina de grado, la cual ya ha sido finalizada, y tiene por objetivo describir y explorar la experiencia de la Red Interuniversitaria por la igualdad de género y contra las violencias. Dicha Red puede ser concebida como una alianza para problematizar las cuestiones de género en las instituciones educativas
de nivel superior, siendo una apuesta por visibilizar y fortalecer el trabajo contra la violencia y la discriminación en extensión, docencia  e investigación. En este sentido, interesa profundizar el análisis de este tipo de experiencias en clave feminista, y desde las teorías críticas
que abonan a la despatriarcalización y descolonización de nuestros Estados latinoamericanos.

 

Por Rocío Mariel Moltoni

 

Artículo disponible para descargar

 

En el año 2006 hace más de una década en nuestro país se generaba un proceso intenso de nuevos saberes referido a la Educación Sexual Integral, en ambas cámaras se sancionó la Ley 261501 por la que se crea el Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Esta ley en su primer artículo hace referencia al derecho que tienen chicas, chicos y chiques a recibir educación sexual integral, en todos los establecimientos educativos en todas sus modalidades (gestión pública, privada y/o mixta).

Érica Montaña y Natalia Voragini Weth

Artículo entero para descargar

 

Pensar la necesidad de Protocolos a aplicar en las universidades públicas para situaciones de violencia y/o discriminación por razones de género, implica movilizar una serie de conceptos que cuestionan las estructuras sociales, políticas y culturales sobre las que se
asienta uno de los sistemas más persistentes de organización de lo social: el patriarcado. Teóricas de distintas vertientes del feminismo y de estudios de género lo han estudiado, entre ellas, Gerda Lerner, María Milagros Rivera Garretas, Celia Amorós, María Luisa Femenías, Rita Segato, María Lugones, todas desde distintas perspectivas. Como sabemos, el patriarcado conforma un sistema de relaciones sociales jerárquicas sexopolíticas con atravesamientos de clase, que tiene como efecto la opresión de las mujeres, sea de manera individual o colectiva por los varones, en tanto grupo con privilegios sexuales que, para imponerlos, se valen de las instituciones sociales, políticas, de la heterosexualidad obligatoria, de las relaciones de parentesco, etc. Este sistema, de carácter estructural, aún con su dinamismo y con las diferentes formas en que se manifiesta a la luz de las transformaciones económicas y políticas, también está presente en las instituciones educativas de cualquier nivel. Son diversas las maneras en que se hace presente este sistema patriarcal, una de ellas a través de las manifestaciones materiales de las violencias (física, sexual, psíquica); otra, a través de las violencias simbólicas, institucionales, laborales, que se hacen presentes en las propias dinámicas de las relaciones intraacadémicas y en la construcción del conocimiento. De allí que sean necesarios instrumentos y políticas específicas con perspectiva de género al interior de las universidades. Una de las acciones al interior de las instituciones de educación superior que se han desarrollado en los últimos tiempos, refieren a la atención de situaciones de violencia y discriminación por razones de género.
Estamos hablando de los equipos de atención y asistencia y de los protocolos que regulan los procedimientos adecuados y respetuosos de los derechos de las personas afectadas.

Por Claudia Harrington y Analía Aucía

 

Artículo disponible para su descarga

No suena novedoso plantear que las violencias machistas “golpean” duramente al conjunto de las mujeres de todas
las clases en todos los ámbitos sociales. Hace décadas que el movimiento de mujeres y feminista viene intentando
colocar en agenda la cuestión de la violencia de género y contra las mujeres, sin obtener mucho éxito en el intento.
Sin embargo, los últimos dos años en nuestro país –en un proceso que fue extendiéndose inclusive
continentalmente— estuvieron marcados por las movilizaciones masivas, la visibilización de las persistentes luchas
y una gran sensibilización social contra las violencias sexistas. Las multitudinarias marchas de #NiUnaMenos de
los días 3 de junio de 2015, 2016 y 2017, la inmensa convocatoria del 31o Encuentro Nacional de Mujeres,
celebrado en la ciudad de Rosario, y el paro de mujeres del 19 de octubre de ese mismo año, así como el Paro
Internacional de Mujeres del 8 de marzo (#8M) de este año, muestran la urgencia, la irreverencia y la creatividad
que asume la demanda para acabar con este fenómeno que no cesa de crecer y recrudecerse.

Por: Florencia Rovetto y Noelia Figueroa

Articulo disponible para descargar

El día miércoles 29 de julio de 2020 la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC) participó a través de su titular, Dra. María Clelia Guiñazú, y de su suplente, Mg. Mariana Solans, del primer encuentro virtual del CPRES (Consejo de Planificación Regional de la Educación Superior) Nuevo Cuyo de la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y Contra las Violencias (RUGE) – Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Participaron de la actividad representantes de la Universidad Nacional de Chilecito, Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Nacional de La Rioja, Universidad Nacional de San Juan, Universidad Nacional de San Luis y de la Universidad Nacional de Villa Mercedes.

30/07/2020

Fuente: UNLC

En este artículo nos proponemos reconstruir el proceso de instauración de la agenda feminista en las instituciones universitarias de los últimos cinco años, a través del trabajo político de las feministas universitarias en articulación con las redes del movimiento de mujeres y feminista a nivel regional y nacional. A partir de la aprobación de los protocolos de actuación frente a las situaciones de discriminación y violencia de género sumado a la transversalización del enfoque de género en las políticas institucionales y en las actividades sustantivas de investigación, formación y extensión, así como también la sanción de la Ley 27.499 Ley Micaela y la adhesión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) a la misma. Un hito fundamental de éste proceso es la creación en el año 2015 de la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias y en 2018 su posterior institucionalización en el CIN como RUGE, su nombre abreviado. Las líneas de acción de la RUGE se enfocaron en el fortalecimiento y elaboración de los protocolos de actuación, en la institucionalización de los espacios de género, la transversalizacion de la perspectiva de género en el sistema universitario, las capacitaciones establecidas por la Ley Micaela y la realización de un relevamiento del estado de situación de las políticas de género en las instituciones universitarias. En este artículo presentamos los resultados alcanzados logrando obtener una fotografía del sistema universitario en políticas de género.

 

Por Sandra Torlucci, Vanesa Vazquez Laba y Mailén Pérez Tort.

 

Artículo completo adjunto.

Subcategorías